De cacique a cacique y tiro porque me toca


CAPITULO I

Montijo. Nuevo gobierno municipal. Partido socialista al frente. Caras frescas. Pero ¿qué ha cambiado? Siento deciros que nada.

¿Por dónde empezar?

Hablemos primero de la figura del adjunto cultural. ¿Qué es eso, os preguntaréis? Pues bien, yo os lo explico:

 No solo tenemos una concejala de cultura y festejos, por cierto, liberada, sino que, además, el ayuntamiento ha creado un nuevo parásito social con las mismas funciones que la concejalía de cultura. Ahora hay doble personal,  doble sueldo, solo que con la misma función. Tenemos una concejala de cultura, que le cuesta la pasta a los montijanos, más un adjunto, con un contrato renovado a dedito y con otro sueldo jugoso que corresponde exactamente el mismo ámbito de trabajo que la concejala liberada. ¿Suena raro?

Pues bien, prepárense que eso no es lo más grave: El señor adjunto cultural de Montijo es un exconcejal del ayuntamiento de Puebla de la Calzada, que una vez apreciada la poca ganancia personal de su posición política tras las últimas elecciones locales ha preferido renunciar al puesto, entregar su acta y pasarse a otro bando, al del PSOE montijano, traicionando no solo su ideología, sino también todo atisbo de ética personal, eso sí, bajo una mejor remuneración. Ahora ya le compensa lo de la política.

11888016_10153498172005520_8953610794103616582_nDescrita la naturaleza del individuo vayamos a lo concreto de su cargo: El adjunto cultural es un miembro de la “NUEVA ASOCIACIÓN DE EMPRESARIO DE MONTIJO, _AEM_”, que posee un local de copas en el centro de la población _ LA HABANA_ Curiosamente, y en el tiempo que lleva en su cargo remunerado con dinero público, ha organizado algunas fiestecitas que _sorpresa_ terminaban a las puertas de su local. Dicho de otro modo; tráfico de influencias en estado puro, por lo que no voy a utilizar la palabra supuesto. El colega no se ha cortado un pelo. ¡Pero si hasta se ha montado conciertos al lado de la terracita!

El adjunto cultural debe haber percibido que la cosa es muy cantosa y, claro, hay que disimular. ¿Qué se le ha ocurrido al señor? Organizar una movida de charangas de carnaval, a semana pasada de la festividad oficial, en la zona de Montijo con más contaminación acústica posible, un vecindario castigado por el incumplimiento sistémico de los horarios de cierre de los locales de ocio y la ausencia de presencia policial en las horas más conflictivas, con el consiguiente desmadre alcohólico.

¿Han preguntado a los vecinos? Por supuesto que no. Una tarde nos hemos encontrado con un escenario en medio de la calle, sin señalizar y con el evidente peligro para los conductores, que además va a servir para montar la de dios tras una madrugada más de violaciones reiteradas de la ley de convivencia y ocio, donde el consistorio, al igual que su predecesor, muestra una ausencia total de empatía hacia  las personas enfermas con necesidad de descanso o bebés recién nacidos. Parece que no es suficiente el hecho de tener que soportar la dejación de funciones municipal en lo que se refiere al ocio nocturno que, además, y por si alguien hubiera conseguido conciliar el sueño a la salida del sol, se sigue aplicando la inteligente medida de barrer en las mañanas usando un chorro de aire propulsado por gasolina. ¡Chapó!

Había que disimular montando “la cosa” en otra zona de copas distinta, solo que el pobrecito adjunto lo ha hecho cuando el escándalo ya había saltado a las redes sociales. Además, esta acción no excluye el posible delito de la anterior. Si eres un empleado público que controla el gasto en festejos no puedes, bajo ningún concepto, y por pura decencia, organizar fiestas en la puerta de tu local de ocio que, en definitiva, es un negociete privado que acumula ventas a través de eventos públicos pagados con el dinero de todos. Esto, básicamente, solo se le ocurre a sinvergüenzas inmorales de tomo y lomo. ¿Estamos ante uno de ellos?

 Existen zonas neutrales, campos de futbol, parcelas públicas, casetas municipales, etc donde montar todos estos tinglados sin levantar la más mínima suspicacia empresarial ni  provocar malestar en los vecinos. Pero claro, eso no da tanta pasta ¿verdad?

Finalmente debo darle las gracias a Manolo Gómez, nuestro alcalde, que ha decidido desenmascararse mucho antes que el anterior cacique. Se nota que te preocupas por tu pueblo; solo que claro, tu pueblo, o lo que consideras tu pueblo, apenas abarca a los cuatro amiguetes con carnet de partido y tal. El resto tendremos que soportar otros cuatro años de gobierno clientelar,  futilidad, inoperancia y, como no, altas dosis de arrogancia enfermiza.

Una cosa más; apúrate con las quejas que te llegan a comisión de gobierno, máxime si se basan en datos objetivos que describen violaciones reiteradas de textos legales. Te lo digo porque estoy hasta los santos conductos deferentes de aguantar a dummies funcionales y, al final, esto y otras cosas que vendrán van a darte más ruido de lo que piensas.

Seguiremos hablando.

Mario López (vocal de Piratas de Extremadura)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s