Hombres que se alimentan de hombres


El hombre rico y poderoso, aquel que usa su fortuna e influencia para explotar a sus semejantes, no representa más peligro para la humanidad que el veneno en un frasco; si nadie ni nada lo inocula a un tercero, el veneno se quedará allí, en el recipiente, inocuo, inmóvil… El hombre rico y poderoso no es el problema, como tampoco lo es el veneno. No puedo decir lo mismo de sus lacayos, de aquellos que han construido su vida alrededor de la vanidad y la avaricia alimentada por la envidia insana del que solo añora la posesión material como expresión de la felicidad.

He militado en organizaciones no gubernamentales contra la pobreza y la exclusión, he trabajado defendiendo derechos básicos e incluso, de manera más especializada, los derechos de los consumidores. Igualmente pertenezco a un partido político minoritario que advierte constantemente de la injerencia capitalista en la ley de patentes, de propiedad industrial e intelectual, desplazando su primigenia función hacia otras más aviesas de naturaleza especulativa. También denunciamos la endémica condición de nuestro desarrollo ante la delicada bioesfera. Nos preocupamos por el bien estar de ” todos”, y lo hacemos a largo plazo…Y lo que he aprendido en estos años me ha cambiado.

Con toda la complejidad que la ciencia del comportamiento atribuye a los humanos, de forma general y salvando las honrosas excepciones, en realidad tan solo funcionamos bajo el mismo paradigma que los organismos más elementales: Somos seres que buscan la optimización de recursos ajustando beneficios y costes. Nuestras respuestas automáticas nos empujan a la supervivencia individual. Tras millones de años de evolución, hemos empezado a responder con cierto altruismo, pero direccionado hacia la supervivencia genética (el objetivo es que sea nuestra combinación de cadenas de nucleótidos, y no la de un competidor, aquella que pase de una generación a otra) A día de hoy, poco más podemos decir al respecto de nuestra grandeza como especie. Solo unos pocos individuos ven más allá, y pobre de ellos si se atreven a anunciarlo, porque se los adjetivará como trastornados, ya que la patología, entre otras cuestiones, define la misma como el comportamiento desviado de la norma general.

En definitiva, somos animales irracionales en una proporción mayor que racionales. Nuestra conducta es mucho más automática de lo que podemos imaginar, solo que bajo los esquemas que nos hemos formado a lo largo de nuestro proceso educativo y de desarrollo individual. Construimos nuestra realidad, no solo la física a través de los sistemas sensoriales, sino también la emocional a través de nuestros sistemas cognitivos.

Sobrevivimos, nada más. Y dentro de esas tácticas de supervivencia individualista pueden incluirse las practicadas por los lacayos del sistema, individuos carentes de todo sentido de la realidad externa a ellos mismos y que manipulan las representaciones mentales de su mundo para adaptarlas a sus necesidades más inmediatas. (Modificación cognitiva de la realidad) Poco tienen de humanos si nos ceñimos a una definición de tal condición  como a la superación trascendental del simple comportamiento guiado por los instintos primarios en favor de un comportamiento inclusivo que tenga como finalidad no solo nuestra supervivencia genética.

capitalismo-canibal

Ejemplos hay muchos: Hablamos de esos empleados de los cuerpos de seguridad del estado, que con la excusa del cumplimiento de órdenes superiores son capaces de atentar contra los derechos fundamentales, llegando incluso a borrar de un plumazo la dignidad y la seguridad vital de los menores. Actúan guiados por instintos básicos (supervivencia individual y familiar), modificando bajo sus esquemas mentales la realidad inmediata. No se arriesgarán a perder su trabajo, aunque ello conlleve la vulneración de lo que hasta ahora habían sido sus principios morales. La solución para resolver el conflicto cognitivo es sencilla; modifico mis esquemas, invento una nueva realidad adaptada a las circunstancias y me libro de autodenominarme como un sádico, cobarde y malnacido, alguien que alimenta a sus hijos con la sangre de la de otros. ¿Quién podría dormir su se viera de esta forma así mismo?

Podemos hablar también de los empleados de banca, de esos cajeros, interventores y directores, sin los que la estafa multimillonaria del sistema financiero habría sido imposible, de esos padres y madres de familia que teclean en sus pantallas bajo las premisas establecidas por consejos ejecutivos de mafiosos depravados, a los que ellos obedecen a pesar de saber que están incumpliendo leyes civiles, penales y morales. Pero claro, la excusa es la misma; prefieren que sean los hijos de los demás los que pasen hambre o se queden en la calle antes de arriesgarse a un despido. Para resolver el conflicto volvemos a lo mismo; invento una realidad paralela, como la de que el que no paga es porque se ha gastado el dinero en otras cosas superfluas, y así me siento tranquilo conmigo mismo y mi atroz forma de ganarme el pan.

capitalismo

Puedo estar todo el día exponiendo casos, pero en definitiva todos vienen a coincidir en lo mismo; la barbarie capitalista no es un problema de grandes compañías todo poderosas, sino de aquellos (que son la mayoría) dispuestos a sucumbir ante los instintos primarios, y cuando no es el caso, ante la sed de consumismo, dejándose llevar por prebendas que superan con mucho lo que moralmente merecen, pero que los convierte en privilegiados con respecto a su entorno inmediato.

Estamos ante un problema moral, ante una crisis de magnitud planetaria de tinte caníbal, ante una enfermedad que está devorando nuestro planeta y nuestra condición humana, y su nombre es Capitalismo.

Mario López (vocal de Piratas Extremadura)

11834881_1065406183483408_5568317441594041745_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s