¿Para qué sirve eso de las AMPAS?


Cada año igual: Empieza el curso escolar y con él viene la compra de los libros. Cada año igual; padres quejándose por las esquinas de los precios astronómicos, de cómo es posible que una ficha para rellenar colores y hacer dibujos cueste lo que cuesta, de por qué hay que cambiar el libro de matemáticas o de gramática…

Libros-textoCada año igual. Pero al final todos pagan, y cuando no pagan directamente ellos, lo hace el Estado bajo la fórmula de la beca. ¿Y saben quién es el máximo beneficiario? No, no es el niño. El que se lleva la pasta es la omnipresente entidad religiosa de la Iglesia Católica Apostólica Romana, dueña de un buen número de las editoriales que dispone los libros de texto escolares. ¿Qué no lo sabían? Pues ahí lo tienen.

cruz_dineroLos grandes negocios en España siempre incluyen a los mismos actores. Y siempre están relacionados con oscuras relaciones entre el distribuidor principal y el político de turno. Básicamente la metodología de cualquier Estado corrupto. O como suele decirse en el argot político; de República Bananera.

Pero nuestros problemas no solo encuentran abono en el ejercicio de la política. La pasividad de la ciudadanía, el conformismo y la mediocridad juegan un papel determinante.

El problema de los libros de texto tiene una sencilla solución. ¿Imaginan cuál? Pues las AMPAS; esas asociaciones de madres y padres de alumnos que, se suponen, están ahí para proteger los intereses de los mismos. Aunque visto lo visto sospecho que la ética, la inteligencia y el buen hacer son conceptos desconocidos en sus reuniones. Las AMPAS parecen estar conformadas por estúpidos incapaces, teniendo en cuenta el hecho de que con una sencilla acción conjunta el problema del desorbitado coste de la educación quedaría más que finiquitado. Pero claro, supongo que sus miembros deben seguir el criterio que dice eso de que; “mientras mi hijo pueda, los demás que se busquen la vida”.

logo_ampasLas AMPAS deben velar por que las promesas Constitucionales de una educación libre y gratuita se cumplan a rajatabla, y no solo para llevarse bien con los maestros de turno. Luchar por todos es su misión. Y recalco el “por todos”. Dicho esto, todo aquel que no esté dispuesto a partirse la cara por el bien público, debería abandonar cualquier organización representativa de un estrato social, sobre todo cuando se trata de algo tan serio como la educación de los niños.

Tan simple como no comprar los libros. Tan simple como exigir al gobierno soluciones globales para un negocio diseñado por y para la Iglesia Católica. Tan simple como decir, basta…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s