La locura de los incompetentes


Esta iniciativa, amén de nacer del buen corazón, en la práctica política es una muestra de irresponsabilidad que solo se le puede ocurrir a alguien con un nivel de narcóticos en sangre por encima de lo permitido legalmente. Si pones una pegatina visible en tu coche ofreciendo un servicio que debería ser público, no solo podrían acusarte de competencia desleal, sino que, al publicitarte en labores de transporte urbano de personas enfermas, además estarías sujeto a inspecciones sanitarias y de industria.
Tener buena voluntad no es suficiente para llegar a gobernar un pueblo. Si eres un chalado incompetente, lo mejor es que te quedes apoyado en la barra del bar, diciendo majaderías sin sentido, pero que no salgan de allí.
Los problemas derivados de una práctica desrregulada solo conducen a la anarquía, que acabaría generando conflictos imprevisibles.

10610759_1501605130083151_8443726724883940261_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s