¿Nos están envenando?


Desde distintos puntos del pueblo de Montijo nos llegan noticias sobre un acontecimiento inquietante.

El agua corriente, para consumo humano, ha adquirido un color extraño, entre amarillento y verde. Además huele a fósforo, y si la mezclas con lejía llega a ponerse negra y a manchar los sanitarios.

¿Qué está pasando?

Desde luego el ayuntamiento de Montijo, en su tónica general, no se le ven ganas de informar con transparencia. Lo que si está claro es que con análisis independientes podríamos llegar a dilucidar el contenido de lo que nos estamos metiendo en el cuerpo, y en caso de considerarse insalubre sería más que factible acusar al alcalde de un atentado contra la salud pública, cual vulgar delincuente.

Acompañamos algunas fotos, como esta de la piscina pública, con un tono de alberca muy conseguido.

1175662_353517941447180_1563323950_n

1185731_622991334388689_527688263_n

La explicación del técnico es un exceso de hierro y manganeso en el agua. Así mismo asegura que no hay problema para la salud. Solo que no son pocos científicos los que contradicen dicha afirmación. De hecho si se consume manganeso en exceso los problemas son mucho más graves de lo que nos imaginamos: alucinaciones, olvidos y daños en los nervios, puede causar parkinson, embolia de los pulmones y bronquitis. El envenenamiento por manganeso no es cosa de broma. Los técnicos aseguran que está en los niveles adecuados. Pero ¿podemos creerles? Preferiría ver unos análisis actuales del agua. Cuando los humanos se exponen al manganeso por un largo periodo de tiempo el daño puede llegar a ser importante.

Un síndrome que es causado por el manganeso tiene los siguientes síntomas: esquizofrenia, depresión, debilidad de músculos, dolor de cabeza e insomnio.

Para algunos animales la dosis letal es bastante baja, lo cual significa que tienen pocas posibilidades de supervivencia incluso a pequeñas dosis de manganeso cuando este excede la dosis esencial. El Manganeso puede causar disturbancias en los pulmones, hígado y vasculares, decremento de la presión sanguínea, fallos en el desarrollo de fetos de animales y daños cerebrales.

Cuando el Manganeso es tomado a través de la piel este puede causar temblores y fallos en la coordinación. Finalmente, las pruebas de laboratorio con animales han mostrado que diversos envenenamientos con Manganeso deberían incluso ser capaces de causar el desarrollo de tumores en animales. De ahí que algunos peces de las peceras de montijanos hayan  muerto recientemente de forma fulminante…

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s