Simoé, el novicio.


imagesmDice el octavo mandamiento:”No dirás falsos testimonios ni mentirás”. Parece que el concejal de cultura ha entrado en un conflicto de intereses con la Santa Madre. Resulta que el Partido Pirata solicitó al ayuntamiento, hace ya tres meses, la Sala Centinela para la presentación del partido. La respuesta que obtuvo el que aquí escribe, miembro del Partido Pirata, por parte del concejal Simoé, hace poco más de un mes, fue que la Sala Centinela estaba ocupada durante todo el mes de mayo e incluso junio. Mentiría yo ahora si me mostrara sorprendido al comprobar, tras revisar el programa de festejos del mes de mayo, que la Sala Centinela sólo estaba programada para el 7 y el 8 del mes, quedando libre, entre otros días, para el 18 y el 24, que fueron las fechas solicitadas por el Partido Pirata. Será que, como buenos representantes de la doble moral, la servidumbre de Simoé a su Madre superior -la que se pasea en las fiestas sagradas bajo palio con la violación del sexto mandamiento en su corazón-, le impide, no sólo a él sino también a Ella, cumplir la devota promesa para con su Dios, de hablar a sus semejantes con la verdad, siempre más preocupados en rendir pleitesía a los asuntos del César, que en ser consecuentes con su fe en el ejemplo de las obras.

Mi conclusión es sencilla: Temen a la oposición. Porque eso es en lo que se ha constituido el Partido Pirata, en la verdadera oposición a esta languideciente jerarquía de los untados y los cómplices por omisión. Hay que ver con atención el pacto tácito existente entre PP, PSOE e IU, cuando se les pide cuenta del destino de los 700 mill. de pesetas de la Seguridad Social que el alcalde no sabe dónde se lo gastó el gobierno de Mercedes Molina, y las facturas poco claras de la construcción del Teatro municipal, también bajo el gobierno de la susodicha. En fin, en esto es en lo que deriva la tentación del cálculo electoralista: la instauración al completo de la doble moral en el pleno municipal. Más ocupados en ganar tiempo para seguir engañando al pueblo, o dogmatizados hacia la privatización del arco iris (mi color es más bonito que el tuyo, el tuyo simboliza esto malo, el mío esto bueno) como homenaje al infantilismo, o tratando de convertir el lenguaje -víctimas de la guerra de sexos patrocinada por el poder oscuro- en una constante esquizoide… Más ocupados, decía, en estos menesteres, que en hacer justicia para quienes nos vemos en la cruel situación de pagar las deudas que no nos pertenecen, mientras se nos intenta seguir aborregando con limosnas.

Para acabar, al señor Simoé le digo desde aquí, que pediremos la Sala Centinela para septiembre. Que nos vaya abriendo un hueco, si no en su corazón, al menos en los derechos fundamentales de libre expresión y goce de los edificios públicos que nos corresponde como ciudadanos. Al resto de fuerzas políticas (incluida UPyD, que pronto se unirá a la jerarquía obsoleta, con su aceptación de la educación privatizada al servicio de las grandes empresas y sus ambigüedades contantes auspiciadas por lideresas trasnochadas), les decimos, desde el Partido Pirata, que seguiremos ejerciendo con nuestros humildes medios, la oposición a la mediocridad, la hipocresía y la cobardía.

Texto de Luis Grajera (Vocal de Piratas de Extremadura)

Anuncios

4 comentarios

  1. Sí, la santa madre es la que gobierna este pueblo nuestro, con su vara de mando en las garras de muñecos de barro erigidos por idólatras pecaminosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s