De como el alcalde de Montijo ayuda a sus ciudadanos.


Habíase que se era un matrimonio de 42 y 44 años respectivamente, y como tantos otros en estos tiempos de incertidumbre, perdieron su negocio, su trabajo y su casa… Pero antes de que la desgracia llegara habían conseguido cotizar una suma de 35 años. Uno de ellos jamás cobró el paro, y hasta el momento tampoco había recibido la más mínima ayuda pública.

Fue una triste pesadilla tener que volver a vivir con sus padres, máxime después de haberse emancipado con apenas 19 años. Pero así son las cosas. Y era mejor no darle más vueltas.

Los dos eran autónomos, por lo que la pareja no recibía subsidio alguno, ni prestación. Además se hizo realidad ese refrán popular que dice “al perro flaco to se le vuelven pulgas”, y la mujer enfermó.  No tenían dinero para ir hasta el hospital, y durante todo el tratamiento tuvieron que mendigarle a la familia para conseguir la pasta que cubriera los gastos de la gasolina y el bocadillo. Las medicinas tampoco eran gratis, porque a pesar de no tener el más mínimo ingreso, las ayudas sociales que cubren los fármacos no se contemplan para los ex empresarios y ex autónomos. Dicho de otro modo, si por el Estado hubiera sido, la mujer ya estaría muerta.

Como no podía ser de otra forma, la pareja no se resignaba y había solicitado una pensión no contributiva para la madre de ella, que ahora tenía que alimentarlos, vestirlos y darles un techo. Pero la pensión se retrasaba y se retrasaba. Pasado un periodo de tiempo, que ya consideraron anormal, la pareja decidió ponerse en contacto con los servicios de política social de la Junta de Extremadura. — Falta un papel— les dijo el funcionario. —¿Y qué papel es ese?— se interesó la pareja. — Pues miren ustedes, su ayuntamiento aun no nos ha enviado el informe policial de convivencia, que se lo solicitamos hace meses y que recibió el trabajador municipal bla,bla,bla, como consta en el acuse de recibo.

La pareja, indignada, se dirige al ayuntamiento a pedir explicaciones, pues el técnico del departamento de política social  además les había dicho que el tiempo de demora no era normal, que nunca se les había dado un caso igual. Una vez en el ayuntamiento, la pareja pregunta por el recorrido que sigue la documentación, y descubre que el encargado de abrir ese correo específicamente es el alcalde, y que una vez leído decide a que departamento dirigirlo, tras su paso por el registro. Sin embargo el documento de la pareja jamás fue registrado en el ayuntamiento de Montijo, a pesar de que sí existe constancia de que llegó hasta las dependencias municipales.

En definitiva, la pareja sigue viviendo en casa de sus padres, mantenidos con una mísera pensión de autónomo y sin haber recibido aun contestación del departamento de Política Social.

A día de hoy el secretario municipal de Montijo, muy amablemente, se encargó en persona de resolver el entuerto. Pero el daño ya está hecho. Mientras tanto el alcalde sigue cobrando un pastón por acumular papeles sobre su mesa, ser incapaz de resolver hasta los problemas más básicos y “perder” documentación de vital importancia para el bien estar de sus vecinos.

El asunto huele mucho peor de lo que aquí se cuenta. Pero eso lo dejaremos para otro capítulo, donde analizaremos el porcentaje de posibilidades que tiene una misma persona de sufrir el extravío constante de la documentación que circula y versa sobre él en el ayuntamiento de Montijo. Además incluiremos algunos detalles, como su pertenencia a un partido político crítico con el sistema y sin pelos en la lengua a la hora de definir la naturaleza de nuestros representantes públicos. ¿Estará todo relacionado o será una paranoia? Seguiremos hablando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s