Político Payaso o Payaso Político… Hay diferencias.


scary-clown-2005Hay payasos que se dedican a la política y políticos que se dedican a hacer el payaso. Pero al contrario de lo que pueda parecer, el problema no reside en que un payaso tome la decisión de hacer carrera política. De hecho no existe ninguna catalogación profesional específica para el puesto: Electricistas, ingenieros, maquinistas o fontaneros. ¿Qué más da? La profesión de payaso, como cualquier otra profesión, no está contraindicada para asumir un cargo público. Sin embargo, y al contrario de lo dicho, lo que sí está contraindicado para el cargo es que un político en activo se dedique a hacer el payaso. Entonces sí que tenemos un problema.

Viajemos nuevamente a Italia: Por un lado tenemos a Beppe Grillo, payaso de profesión y gran triunfador, que desde la nada ha conseguido acumular un 25% del electorado y erigirse como una nueva figura política de enorme relevancia. Por el otro lado Silvio Berluscuni, que regresa aupado por sus incondicionales. Este oscuro personaje es el otro extremo; un político con años de carrera, que tras su paso por el parlamento italiano se convirtió en un payaso descomunal. ¿Captan la diferencia?

Pero no hace falta irnos tan lejos. No miremos la paja en el ojo ajeno, que lo mismo se nos pasa la viga en el nuestro. En España tenemos a todo un hemiciclo parlamentario lleno de comediantes y titiriteros, que han logrado fusionar la actividad política con el circo de los payasos: Populares, socialista, nacionalistas… solo les falta colocarse la nariz roja y los zapatos gigantes.

Además, como a los hijos les gusta imitar a los padres, para encontrarnos con casos de políticos que actúan como payasos ni tan siquiera hay que ir a Madrid. Los Ayuntamientos de provincias están también hasta las trancas.

Yo, que soy de Montijo, voy a centrarme en nuestros payasos particulares, que mes tras mes nos regalan un espectáculo realmente lamentable, no apto para estómagos sensibles. De hecho al último pleno ni tan siquiera quise asistir, porque a pesar de conservar siempre la compostura en los actos públicos, me temo que cualquier día la irritación me sobrepasará y acabaré camino del calabozo. Esta vez he decidido escucharlo vía Internet. “¡Hiciste bien en no ir, Mario!”, me dije nada más terminar el archivo de audio. Y es que seguramente no hubiera podido aguantar las mamarrachadas cínicas del señor Alfonso Pantoja, que con el paso del tiempo se ha ganado mi más profundo desprecio como político, como payaso y en cierta forma como persona.

Me explico: Tras la moción de IU, en la que se solicitaba una disminución en las retribuciones de la alcaldía y equipo de gobierno de hasta el 50%, el alcalde soltó su lengua para regalarnos unos argumentos de réplica, que de haber sido este un pueblo serio, la cosa debería haber terminado en mayores.

“La propuesta de IU es demagógica, y lo único que conseguiría con semejante bajada de sueldo es menospreciar la labor de la alcaldía y del equipo de gobierno, que requiere de un enorme esfuerzo”. Básicamente esas fueron las palabras y el argumento que el señor Pantoja utilizó para votar en contra de la moción.

Puede que para algunas personas lo dicho pase desapercibido. Pero claro, yo soy Mario López, y para bien o para mal, la política local se ha vivido siempre desde muy cerca en mi casa.

Me veo en la obligación de recordarle a este político convertido en payaso, que es nuestro ilustre alcalde, datos sobre las remuneraciones y el esfuerzo que otros, antes que él, han hecho en Montijo para mantener a flote la alcaldía y, ya que estamos, con unos resultados muy superiores a los suyos.

Hubo un tiempo, señor Pantoja, (y no vaya a pensar por mis palabras que hace tanto) Montijo se gobernaba desde el mismo despacho que usted ocupa, con un horario laboral mucho más amplio que el suyo, y bajo una remuneración de apenas 1.000€.  En ese tiempo el acalde recibía a los vecinos, (más de 10 por día) e incluso así le quedaban horas para cumplir con el resto de sus obligaciones de gobierno; visitar los organismo regionales y gestionar obras de servicios públicos. Hoy usted se pasa los meses sin hablar con el pueblo, y además tiene como única labor de gobierno la palabrería hueca, sin resultados, más que las falacias que pleno tras pleno lanza sobre los montijanos. Los meses pasan y sus promesas incumplidas no son más que analgésicos momentáneos contra el enorme dolor del pueblo.

Pero sigamos hablando de las retribuciones. Recordémosles a la gente de Montijo (quizá muchos no lo sepan) que su grupo político, el PP, junto con a IU, pretendieron quitarle a ese alcalde de hace un tiempo las primas de 25.000 pesetas que cobraba en concepto de becas para sus hijos, y a las que tenía pleno derecho, como la justicia demostró. Por entonces, hace tan solo 20 años, a ustedes les parecía mucho dinero un sueldo de 160.000 pesetas, y pretendieron rebajar la cifra hasta las 135.000, que traducidos en euros son apenas unos 816€. Bonita cifra ¿verdad? Solo que para que la cobrara otro.

Al poco el PP consiguió la alcaldía, y las cosas cambiaron radicalmente. Esta vez, y con el antiguo alcalde expulsado del PSOE por revelarse ante la falta de democracia interna y traicionado por algunos de sus compañeros, el Partido Popular, junto con la nueva candidata socialista Mercedes Molina, acordaron subir las remuneraciones de forma inmediata, y colocarlas entorno a las 400.000 de las antiguas pesetas. Y eso ocurrió de la noche a la mañana, sin mediar más discusión. De 145.000 pesetas pasamos a 400.000 en tan solo unas horas. Aunque como bien sabe ahí no acaba la cosa. Los sueldos han ido incrementándose, también coincidiendo con la entrada del Euro en nuestras vidas, hasta alcanzar cifras repugnantes, como los 3.000€ más dietas que usted cobra, y que representan una subida de casi el 300% respecto a la cantidad que 20 años antes consideraron adecuada para el Alcalde. Así que como entenderá me resulta casi insoportable escuchar de su boca semejante mamarrachada de payaso sin conciencia política ni memoria histórica. PAYASOS

Pero dejemos de lado las diferenciaciones entre ediles de un signo y otro y de un tiempo y otro. Vayámonos a la relación que el gobierno tiene con su pueblo: ¿Puede usted decirme que el sueldo medio de un trabajador común, que es del que se extraen los impuestos, ha subido en 20 años un 300%? Pues si la respuesta es negativa ¿cómo se atreve a argumentar que su sueldo debe seguir como está, porque de otra forma sería un insulto para el cargo? ¿Es que acaso los españoles que sufragan sus copas, su traje, la manduca de sus niños y su coche no merecen el mismo respeto profesional?

Es evidente que los trabajadores españoles no han disfrutado de aumentos tan considerables y jugosos. Por el contrario, han sufrido merma en su nivel de vida y capacidad de gasto, por no hablar de las cientos de miles de personas (entre las que me encuentro) que lo han perdido todo. Y no como consecuencia de mal hacer, sino tras años de políticas mafiosas, que han rebanado el tejido industrial español y han transformado la deuda especulativa bancaria y las actividades de tráfico de influencia en deuda pública.

Usted no solo ha dejado de merecer el más mínimo respeto por mi parte, sino que además se ha convertido en un payaso más, en un comediante sin gracia que utiliza las instituciones públicas como su carpa de circo particular, pero no para hacer reír, sino para reírse de los demás.  ¿Hasta cuándo cree que la gente va a aguantar? Sigan así y no habrá antidisturbios suficientes para protegerles de las iras que ustedes mismo provocan. Sin tensas demasiado la goma, al final se rompe. Pasa siempre.

Para terminar esta carta vamos a hacer una breve mención al PSOE, y como ellos también se han negado a apoyar la moción de IU. ¿Os extraña? A mí no. El socialismo montijano de Mercedes Molina y precursor del actual, al fin y al cabo fue uno de los artífices de las más espectaculares subidas de sueldos y de reparto de comisiones tan insultantes como las que cobraban los asistentes a los exámenes para puestos de promoción municipal, que llegaban a alcanzar cifras de 30 y 40.000 de las antiguas pesetas por un solo día de trabajo. ¿No lo creen? Pues que pena, porque estos progres de cartón piedra os van a seguir engañando para el resto de vuestras vidas.

Mario López Sánchez (Vocal de Piratas de Extremadura)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s