Mi Führer piensa por mí (2º parte)


Este capítulo también va dedicado a la política rastrera del Partido Popular y a sus actores cotidianos: Era el año 2011. El alcalde de Montijo habla de subjetivismo y de supuestos recortes, de como se trataba de engañar al electorado para que pensáramos que el programa del PP no era más que la tela de araña, la trampa de un insecto criminal sediento de sangre. El exultante señor Rajoy estaba apunto de ganar las elecciones, pero siempre contando con la inestimable ayuda de un ejército de fascistas redomados aleccionados para mentir a la sociedad con el primordial objetivo de auparse en el poder a costa de lo que sea. Hay miles de cómplices como el señor Pantoja, que jamás pedirán perdón por confabular en uno de los mayores fraudes electorales de la historia de la democracia. Puede sentirse este señor orgulloso de haber colaborado con una trupe de repugnantes fariseos que tratan al pueblo como a un rebaño de estúpidas ovejas.

Ilegítimamente han alcanzado sus poltronas. Y lo más grave es que día tras día demuestran una incapacidad propia de arrogantes descerebrados, que continúan blandiendo a España como su compromiso, su guía, su destino, cuando la realidad nos demuestra justo lo contrario. Para ellos la nación y sus habitantes no son más que un medio, una forma de extender su poder fáctico y engordar las cuentas bancarias de los “suyos”.

Entre capullos y gaviotas nos han tomado por idiotas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s