Más asignaturas pendientes para un Alcalde remolón.


Vamos recordar algunos puntos de la ley de tráfico vigente en todo el territorio español.

Artículo 7. Emisión de perturbaciones y contaminantes.

1. Los vehículos no podrán circular por las vías o terrenos objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial si emiten perturbaciones electromagnéticas, con niveles de emisión de ruido superiores a los límites establecidos por las normas específicamente reguladoras de la materia, así como tampoco podrán emitir gases o humos en valores superiores a los límites establecidos ni en los supuestos de haber sido objeto de una reforma de importancia no autorizada, todo ello de acuerdo con lo dispuesto en el anexo I del Reglamento General de Vehículos.

Todos los conductores de vehículos quedan obligados a colaborar en las pruebas de detección que permitan comprobar las posibles deficiencias indicadas.

2. Tanto en las vías públicas urbanas como en las interurbanas se prohíbe la circulación de vehículos a motor y ciclomotores con el llamado escape libre, sin el preceptivo dispositivo silenciador de las explosiones.

Se prohíbe, asimismo, la circulación de los vehículos mencionados cuando los gases expulsados por los motores, en lugar de atravesar un silenciador eficaz, salgan desde el motor a través de uno incompleto, inadecuado, deteriorado o a través de tubos resonadores, y la de los de motor de combustión interna que circulen sin hallarse dotados de un dispositivo que evite la proyección descendente al exterior de combustible no quemado, o lancen humos que puedan dificultar la visibilidad a los conductores de otros vehículos o resulten nocivos.

Los agentes de la autoridad podrán inmovilizar el vehículo en el caso de que supere los niveles de gases, humos y ruidos permitidos reglamentariamente, según el tipo de vehículo, conforme al artículo 70.2 del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

3. Queda prohibida la emisión de los contaminantes a que se refiere el apartado 1 producida por vehículos a motor por encima de las limitaciones previstas en las normas reguladoras de los vehículos.

4. Igualmente, queda prohibida dicha emisión por otros focos emisores de contaminantes distintos de los producidos por vehículos a motor, cualquiera que fuese su naturaleza, por encima de los niveles que el Gobierno establezca con carácter general.

Quedan prohibidos, en concreto, los vertederos de basuras y residuos dentro de la zona de afección de las carreteras, en todo caso, y fuera de ella cuando exista peligro de que el humo producido por la incineración de las basuras o incendios ocasionales pueda alcanzar la carretera.

En Montijo es cosa habitual ver coches expulsando una cantidad inadecuada de emisiones de humos. También es frecuente la circulación de ciclomotores a escape libre. Y de hecho es una de las principales fuentes de perturbación acústica de la que se quejan los ciudadanos. Por otro lado es muy normal utilizar de forma indiscriminada el claxo del coche, sobre todo a altas horas de la madrugada cuando los chicos salen de la Disco o del Pub. La zona de Colón se convierte todos los fines de semana, y siempre entre las 5:30 y las 7:00 en un hervidero donde las normas de circulación se violan de forma reiterada, y todo sin que jamás, y digo jamás, aparezca la Policía Local.

Fuera de ese caso particular, al que le dedicaremos un amplio Post más adelante, ¿creen ustedes que este ayuntamiento, con Alfonso Pantoja a la cabeza, actúa en alguna forma para evitar lo que es una clara y constante agresión a las normas de tráfico, y por lo tanto a la seguridad vial?

Estoy “casi” convencido (siento decir que no del todo) que si la Policía Local dispusiera de los medios adecuados, quizá se mojaría un poco el culo y trabajaría con cierta diligencia para terminar con las emisiones excesivas de gases y los ruidos de los tubos de escape libre. ¿Y por qué digo “casi”? Pues bien, hay algo que sí podría hacer la Policía Local desde ya, y sin ningún equipo de medición, pero que no hace. Según la normativa de tráfico cualquier actividad que pueda distraer al conductor o dificultar su atención, es sancionable. Dicho esto, ¿qué me dicen entonces de los equipos de música de alta potencia instalados en infinidad de coches y que hacen vibrar hasta los cristales de las viviendas? Evidentemente no creo que necesite demostración alguna comprobar que el conductor no puede oír más que la música del interior.

En fin, tenemos unos gobernantes chapuceros, incapaces y poco dados a resolver los problemas reales del ciudadano. Lo hemos repetido un millón de veces y no nos cansaremos de repetirlo, por que al menos nos quedará el derecho a la pataleta, cuando no el de llamar a las cosas por su nombre.

Solucionar los graves problemas de tráfico en las calles de Montijo requiere muy poca inversión, que a la vez reportaría importantes beneficios, no solo económicos, sino también en la calidad de vida de los ciudadanos. Aunque pensándolo desde el punto de vista del Alcalde, a él que más le da cuando el sueldo le permite instalar doble acristalamiento en sus ventanas. Y sobre los gases contaminantes, pues más de lo mismo. Un Alcalde que jamás pasea por el pueblo no tiene que tragarse los humos de los motores diesel achicharrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s