Un Ropero lleno de fascistas


A veces lo ponen tan fácil que es imposible callarse. ¿Recordáis aquel enfado monumental que se pilló el señor Ramón Ropero (alcalde socialista de Villafranca de los Barros e inexplicablemente icono de muchos militantes extremeños) cuando en las redes sociales se distribuyó su supuesto carnet de militancia que lo señalaba como antiguo miembro de la Falange española de las Jons? El tipo creo que hasta amenazó con denunciar a los autores, por que según él era falso y atentaba contra su dignidad. Claro que el pobre señor ha olvidado que la dignidad no se adquiere o se pierde con un carnet de cartón, sino que hay que trabajársela a diario. Vamos, que es un “don” fruto de los actos cotidianos. Pues bien, aquí es cuando le tengo que recomendar al alcalde Ropero que deje de preocuparse de las habladurías y chismorreos de la Red y que se centre más en disminuir la intensidad de sus asquerosas y peligrosas tendencias fascistas en el ejercicio de la presidencia de los plenos municipales.

Hasta los medios de comunicación están escandalizados por la deriva totalitaria de este señor, que sin más argumentos que su falta de intelecto para rebatir las exposiciones de la oposición  se ha obsesionado con expulsar de los plenos a cualquiera que pretenda llevarle la contraria, y sobre todo al concejal Pedro Sánchez, portavoz de “Ciudadanos de Villafranca”.

Ha olvidado que sus funciones no son las de Monarca absoluto del pueblo y Cacique todo poderoso, sino la de moderar y presidir una mesa de discusión, donde principalmente debe asegurarse que estén representados el global de los habitantes de la localidad, que aunque él lo ignore es una función mucho más diga que la pretendida en origen.

Ropero enloquece por momentos. Suele pasarle a las figuras narcisistas que han crecido a la sombra del fascismo totalitario, que incluye también las prácticas internas de distribución de poder en los grandes partidos políticos. Pobre hombre, inmerso en su particular sueño de izquierdas, cuando aun no entiende que por sus venas tan solo corre sangre de falangista.

¡Despierta Ropero! Aun estás a tiempo de volver a tus orígenes y conservar al menos el respeto entre los tuyos. ¿O quizá es que ya es tarde para volver a ponerte cara al Sol?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s