Mercenarios del Sistema


Visto lo visto en el asunto de las desproporcionadas cargas policiales contra los adolescentes estudiantes del Instituto Valencia de Lluís Vives, me gustaría expresarme en los siguientes términos:
El señor jefe de la policía nacional de Valencia, Antonio Moreno, es uno de los fascistas más asquerosos que corretean por nuestra desgraciada España. Referirse a los manifestantes como al enemigo es la muestra palpable del desprecio que este individuo muestra contra el pueblo y sus inquietudes, de su absoluta falta de empatía al respecto de los enormes problemas sociales que hoy estamos viviendo y de como está dispuesto a servir a su gobierno de turno con una venda en los ojos, sin hacer preguntas ni replantearse las prioridades.
Respecto a los agentes de policía creo que solo se les puede llamar mercenarios de tres al cuarto, baratos e inmorales, incapaces de revelarse ante una ignominia con tal de conservar su patético puesto de trabajo, más acorde con la categoría de “machaca”.
La delegada del gobierno, Paula Sánchez, que espera que todo esto, junto con las declaraciones del jefe de policía queden en una simple anécdota, es la prueba viviente de la degeneración política que vive nuestro país, con personas que lejos de servir a la ciudadanía se han metido de lleno en la defensa de unas estructuras de Partido (en este caso el PP, pero sin olvidar al PSOE) que a base de decretazo han logrado tener un poder absoluto  y omnipresente a todos los niveles, tanto mediático, administrativo, ejecutivo, legislativo y judicial. No sirven a los intereses generales, sino que alimentan un monstruo (el Partido) que espera convertir a nuestra sociedad en su rebaño particular de vacas, que den toda la leche que se les pida y sin hacer mucho ruido ni dar coces, por muy inflamadas que tengan las ubres.
Terminando con los estudiantes, creo que están absolutamente legitimados para involucrar a toda la sociedad con el corte discrecional de calles y actividades de presión varias, ya que esa misma sociedad, en su conjunto, sumergida en un enfermizo individualismo, parece obviar que lo único que piden estos chavales es poder estudiar con una calefacción que funcione y que les permita pasar el día bajo unos mínimos de dignidad occidental,  cuanto más en un país que esta regalando ingentes cantidades de dinero público y sus recursos de futuro a la Gran Banca, que vive la juerga del despilfarro junto a los gobiernos autonómicos, más preocupados en la inversión en autopromoción que en la economía sostenible y de desarrollo. ¿Y que hacen los adultos mientras tanto? En su inmensa mayoría pasan el día lamentándose desde el sofá de casa, sin dar la cara, sin mojarse el culo…
Por lo tanto yo se lo ruego a los estudiantes Valencianos; ¡Joded a la gente y a la ciudad todo lo que podías, que despierten de una puñetera vez, y que se den cuenta de que la mayor aberración que han cometido vuestros conciudadanos es dejaros abandonados con esta lucha absolutamente justa, que por ende corresponde a todos!
Por EgoBlack
La frase: El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad.

Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s