El Golpe 1ºPARTE


A nivel antropológico es interesante como la gente de España se está enfrentando a esta cosa a la que llaman crisis.

Por regla general la población tiene una extraña sensación de impotencia, como si lo que está ocurriendo escapara absolutamente a su control, al igual que un meteorito gigantesco que se precipitara sobre el planeta tierra y no les quedara más remedio que esperar a ver que pasa.  Pero la cuestión es que esta sensación es absolutamente inducida por la clase política que nos gobierna. ¿Y como? En primer lugar se le ha llamado CRISIS a un escenario que nada tiene que ver con el verdadero significado de la palabra. Nuestros excelentísimos gobernantes de cuello almidonado y dignidad intachable han derrochado imaginación, literatura y mucho dinero en convencer a la población de que lo que estaba ocurriendo se debía a avatares del mercado internacional que escapaban a toda intervención gubernamental. “La Crisis del Ladrillo”, “La Crisis de Deuda”, “La Crisis que viene de EEUU”…y un montón de excusas más que todos hemos oído en los medios de comunicación.

La población, en su mayoría convenientemente desinformada y profana en la materia, ha asumido lo dicho como una verdad absoluta, al igual que en su tiempo el Océano terminaba en una gigantesca catarata poblada de monstruos horribles.

Pero la realidad es bien distinta: La abyecta confabulación entre política y capital nos ha llevado hasta el punto donde nos encontramos. Y los países mediterráneos son la prueba más evidente, y donde aun no se ha movido un solo dedo por empezar a resolver definitivamente el problema.

Desde los despachos de los gobiernos, con premeditación y alevosía, se ha legislado para favorecer un sistema de Mercado basado en la deuda, de crecimiento exponencial, pero que cualquier mente inteligente podía presumir su crack en un visible y cercano futuro. Los bancos, ayudados por nuestros insignes políticos, han prestado dinero “falso”. Sí, como lo oyen. Dinero de mentira. Dinero que solo existía en las pantallas del ordenador, pero que  generaban intereses reales que debía ser avalados con propiedades de valor real, que son precisamente de las que se están apropiando ahora una vez que la deuda alcanza su nivel de categoría inasumible.

Llegados a este punto es importante explicar brevemente lo dicho en el párrafo anterior. Sepan que tras las nuevas legislaciones internacionales, los Bancos pueden prestar nueve veces lo que ingresan. O sea, que si usted ingresa 6.000 € en la cuenta de cualquier entidad, esta misma entidad puede prestarle a usted mismo 54.000 €, aunque estos no existieran. Dicho de otro modo; el Banco puede crear una deuda con intereses partiendo de un dinero que no existe, que nunca ha existido, y lo más peligroso, que nunca existirá. Imaginen pues si usted ese dinero prestado para comprar una casa lo ingresa en la cuenta bancaria de una inmobiliaria. ¿Resultado? Entonces el Banco podrá prestarle a la inmobiliaria la cantidad de 486.000€. Y así sucesivamente, partiendo de una cantidad inicial de 6.000€. El Banco solo tiene que dibujar números en sus pantallas de ordenador. El negocio es redondo, perfecto, magnífico…y maléfico.

Nuestro Sistema, la sociedad y la cadena de producción ha sido inundada con dinero falso, basado en pura especulación, por que amigos míos, no olviden que la Banca controlaba el primer producto con el que se ha generado la deuda; “El Mercado Inmobiliario”.

Todo esto lo conocían los políticos, y de hecho han legislado para que legalmente pueda hacerse. Así que cuando le hablen de Crisis, no se confunda, en realidad de lo que se trata es del MAYOR SAQUEO PERPETRADO EN LA HISTORI DE LA HUMANIDAD, QUE HA DESVALIJADO NACIONES ENTERAS Y ARRUINADO EL FUTRURO DE MILLONES DE FAMILIAS.

Era urgente conseguir que el pueblo se amansara ante lo que evidentemente no era una Crisis, y como antes he dicho se invirtieron cantidades ingentes de literatura para convencernos que vivíamos en un mundo de fantasmas invisibles contra los que no podíamos luchar.

¡ERRROR! Es fácil terminar con todo esto. Solo necesitamos que nuestra Casta política se enfrente definitivamente al Monstruo financiero.

Hay mucho más de lo que hablar; como del Mercado de Deuda y su funcionamiento, del porqué de la inoperancia de la Casta Política, de como otras naciones se han enfrentado y se enfrentan a este problema. Pero eso será más adelante. Vamos a darles la papilla poco a poco. Así quizá no se atraganten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s