Militancia perversa


Mi padre es uno de esos votantes socialistas empedernidos, supongo que como consecuencia del momento histórico que le toco vivir. Empezó a hacer política cuando realmente era difícil y caro ponerla en práctica. Como concejal socialista trabajó incontables horas sin cobrar un solo duro, y no fueron pocas las veces que a mi familia le costó dinero la defensa de los principios políticos de izquierdas. Ahora las cosas son muy distintas. No hay pueblo que se libre de la plaga de vividores que se ha sacado el carnet de militante. Pero claro, primero hubo que hacer sitio, y a esos que lucharon en tiempos de la transición, e incluso pusieron en juego su futuro y el de su familia por defender lo de todos, hubo que expulsarlos con grotescas estrategias de las que, si este medio de comunicación me lo permite, pronto podremos hablar y analizar. Pero vayamos primero con el asunto que hoy quiero tratar:

A pesar de los pesares, de las traiciones, de las cuchilladas traperas, a pesar de ver como las bases socialistas se pudren bajo el individualismo y la corruptela, de tener que soportar discursos demagógicos aprendidos en la escuela de papagayos, de soportar la indignidad de cuatro niñatos/as ejerciendo de socialistas sin más moral que la que portan sus mentiras, a pesar de todo mi padre seguía votando al PSOE, al menos hasta el día de hoy.  Sin embargo fue ayer, cuando le envié a su cuenta de Facebook uno de esos cartelitos que les gusta tanto difundir a los militantes socialistas a través de las redes sociales, fabricados con un programa barato y por mentes aún más baratas (lo digo por lo de fáciles de comprar), cuando le oí por primera vez atacar con dureza y en público la actitud de sus antiguos compañeros. El cartel versaba sobre todo el asunto del alto el fuego de ETA, y por supuesto contenía la prueba evidente de cómo la militancia política ignora los principios éticos más básicos y es capaz de aprovechar la más mínima oportunidad para rentabilizar en votos hasta las cuestiones más turbias.

El cartel decía literalmente: “Rubalcaba ha acabado con ETA, y a quién no le guste que se joda.”

¡Impresionante! Tanto quizá como aquellas lágrimas de cocodrilos que vertieron sus señorías mientras anunciaban para los fieles el fin de las hostilidades. Pero dejemos eso y sigamos con el cartel.

Aunque estoy a más de 2.000 kilómetros de distancia, creo que puede ver la cara de mi padre cuando leyó el contenido del panfletito virtual. Enseguida comentó el enlace, y sus palabras, que a continuación transcribiré, fueron las más sencillas, inteligentes y cuerdas que he leído al respecto:

“Soy de toda mi vida socialista, democrático y NO Marxista. Y una vez que sabéis como soy, puedo deciros que este cartel es una auténtica aberración a los sentidos. A ETA solo la han derrotado los muertos desde sus tumbas y el sacrificio de las fuerzas de seguridad (Guardia Civil, Policía…) Mientras que ellos luchaban y morían, Rubalcaba, Rajoy y Zapatero jugaban a no estar de acuerdo en nada, a azuzar al pueblo como a perros rabiosos…Esto es de pena. Pero es la única verdad. ¡Qué lástima de aquellos ideales por los que empezamos a luchar en 1975 a cambio de NADA!”

Yo he discutido de política muchas veces con mi padre. Pero ante su rotunda respuesta no hay nada que decir. Solo los muertos (tanto de derechas como de izquierdas), como el tiempo y los hombres que lucharon en primera línea de fuego pueden nombrarse vencedores. Si hay un solo militante tan inmoral como para atreverse a intentar rentabilizar electoralmente esta nueva situación en las Vascongadas, de convertir la tragedia en votos para su líder de cartón, entonces es que ya han atravesado esa frontera donde el humano se pervierte hasta convertirse en un mero instrumento del poder. 

Terminaré dándole la enhorabuena al creador del cartelito, que quizá haya conseguido lo que yo nunca fui capaz de conseguir; que mi padre despertara a la triste realidad que hoy vive el socialismo español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s