Bola al “0”. La Banca gana


Ha sido espeluznante escuchar esta mañana a Jordi Sevilla, asesor y consejero de economía del gobierno Zapatero.
La locutora planteaba la cuestión que presenta una iniciativa ciudadana, y que pretende obligar a la banca a aceptar como pago de la hipoteca la vivienda en sí.
A día de hoy, cuando un banco ejecuta una hipoteca, no se conforma con el valor de la vivienda. Oh, no,no,no. Quieren más. Normalmente, la propiedad sale a subasta en primera y segunda instancia, quedando ambas desiertas. Más tarde, y en tercera instancia, la subasta baja hasta el 50% del valor por el que se concedió la hipoteca, que en la mayor parte de los casos, implica una diferencia enorme entre el precio pagado en dicha subasta  por el inmueble y la cantidad adeudada,  siempre en perjuicio del embargado, que se ha quedado sin casa y además le seguirán reclamando de por vida una deuda de cojones.
En otros países civilizados existen leyes de sobreendeudamiento familiar, que impiden la usura desproporcionada y la persecución sin tregua que la banca ejerce sobre sus deudores. Estas leyes tienen  muy en cuenta circunstancias como que fue la banca la responsable de sobreendeudamiento, con engorde injustificado del valor del suelo y como consecuencia una burbuja de precios de proporciones astronómicas.
Más tarde los intereses suben, los sueldos bajan y el paro crece. Resultado: La banca se queda con todo. Y cuando digo todo me refiero a tu vida pasada y tu vida futura. Ellos, sin embargo, son objeto del beneplácito político, con enormes sumas de dinero público para sanear sus cuentas. O sea, que no solo te embargan la casan y la futura nómina, sino que además nos roban el dinero de nuestros impuestos. Y todo bajo la mirada impertérrita del gobierno.
A lo que iba. Jordi Sevilla se niega a plantear como posible este cambio de legislación, que permitiría ofrecer la casa como pago de la deuda hipotecaria. ¿Y por qué se niega? Pues aquí viene lo espeluznante. El tipo, con toda la hebra, nos dice que los préstamos que estamos firmando delante del notario (que es quién debería informarnos de los pros y contras) resulta que no son préstamos hipotecarios, sino préstamos “personales” con garantía hipotecaria. ¡Tócate los huevos! O sea, que entre unos y otros han engañado a todo un país, aprovechándose de la falta de erudición en temas crediticios.
El gobierno, según siempre las palabras de Jordi Sevilla, está muy dispuesto a solventar las dificultades que atraviesa la banca. Pero al pueblo, y por lo que uno puede extraer del discurso, que le den mucho por el culo. Serán esclavos el resto de su vida. Perderán sus casas, su trabajo, su dinero, y por supuesto, seguirán pagando intereses y capital con sus nóminas futuras.
¿Creéis que existe solución?
Seguiremos hablando de ellos. Y desde aquí, desde EgoBlack, al menos intentaremos dar información eficaz para que dentro de lo posible luchéis contra una casta política y empresarial que no encuentra más límites que los que nosotros estemos dispuestos a soportar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s