La Vergüenza de ser Español


El espectáculo del Senado ha sido simplemente bochornoso. Cuando he visto a sus señorías con los pingajillos en las orejas en una traducción simultanea a cuatro dialectos y una lengua he sentido ganas de abandonar el país de forma inmediata. ¡Coño, sin hacer ni las putas maletas! La broma de las lenguas cooficiales nos cuesta a todos los españoles 12.000 euros por sesión, más 500.000 del sistema de comunicación y el mantenimiento del mismo. Es evidente que a sus señorías les importa un huevo esa cantidad insignificante. Sienten el mismo respeto por los dineros públicos que por una boñiga de perro en mitad del campo: Más coches oficiales que en EEUU, más consejeros que en el pentágono, más burocracia que en cualquier país europeo, más funcionarios por habitante que en cualquier otro jodido lugar y más corrupción política que en cualquier república bananera. Pero más perturbador aun es la indignidad del los castellano hablantes, mayoritarios y sumisos ante una ley electoral que concede a las minorías poder sobre las mayorías, siempre y cuando, claro está, hablemos de las provincias elegidas por la mano de Dios (Cataluña y Vascongadas) Ceder ante gallegos y Valencianos no son más que daños colaterales.
 
Me repugna. Jamás he sentido tanta vergüenza de ser español. Aunque algunos se conforman con haber ganado el juego ese de pelota. Sí, ¿cómo se llama? El Mundial de Fútbol. ¡Así nos va!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s