El mundo según CopyRight


No me cansaré de repetirlo: si ya es malo tener una SGAE intentando controlar la cultura mucho peor es tener una Geslive intentando controlar los alimentos. Y poca gente parece ser consciente de ello.

Ya en alguna ocasión he contado el acoso que los cultivadores de frutales de Levante sufren por parte de Geslive. Si en junio eran los agricultores de Turís los que ponían el grito en el cielo ahora son los de la Vega Baja los que están en el punto de mira de esta entidad.

Y algunos de ustedes, amables lectores, se preguntarán ¿Qué es Geslive? Pues ahí van algunos datos:

•Geslive AIE es una entidad creada para gestionar los “derechos de autor” de los desarrolladores de nuevas variedades de cultivos agrícolas.

•Tiene potestad para la gestión y defensa de los derechos sobre mas 1500 variedades vegetales y 100 marcas registradas.

•El catálogo de Geslive incluye variedades de: albaricoquero, alfalfa, almendro, avena, cebada, fresa, garbanzo, judia, maiz, manzano, melocotonero, peral, tomate, trigo blando, trigo duro, triticale, veza comun, ciruelo, nectarina, nogal, guisante, olivo, portainjertos, mandarino, clavel, achicoria, arroz, uva, ajo, gypsophila, cerezo, peral, arandano, frambueso y mora.

•Controla actualmente 4.500 licencias.

•Creada en 1996, ha conseguido que los royalties recibidos por socios y clientes hayan crecido a un ritmo medio del 20% anual durante los últimos diez años.

•Las inspecciones se extienden a mas de 1000 explotaciones y entidades, en campos y mercados.

•Actualmente mantiene mas de 200 procedimientos legales por diversas violaciones de los derechos de sus representados.

•Su lista de socios, clientes y colaboradores incluye, entre otros muchos, a Monsanto y Syngenta, adalides de las patentes sobre organismos vivos, líderes en un lobby que ha sido capaz de sentar en la silla de Ministerio de Ciencia en Innovación a la portavoz de ASEBIO, la patronal de la industria biotecnológica.

Y es que, en los tiempos de la Tercera Ola, ya no es necesario poseer la tierra para controlar la agricultura: ahora basta con ser el titular de los genes que se cultivan. Y no vayan a buscar variedades locales libres para escapar del acoso de Geslive: ya se está encargando el mercado de presionar para que estas variedades desaparezcan, dejando toda la producción de alimentos en manos de unas pocas multinacionales como Monsanto, Syngenta, Archer Daniel Midland, Cargill, General Foods, Dupont, Bayer, Dow, BASF… Y no solo la agricultura: las patentes, ahora, comienzan a extenderse hacia la ganadería.



Se trata de una operación a escala planetaria: de seguir así en pocas décadas la mayor parte de la producción de alimentos estará controlada por los titulares de la “propiedad intelectual genética” en forma de patentes o licencias, según permita la legislación de cada país. En los países en vías de desarrollo la situación es todavía peor que en los desarrollados, y como muestra un par de botones:



•No hace mucho Monsanto hizo un intento de extender sus dominios a la hoy devastada Haití. Si la operación prospera se habrán hecho con la agricultura de un país entero.

•En el equipo organizado por la ONU para lograr los Objetivos del Milenio, equipo liderado por Jose Luis Rodríguez Zapatero (si, nuestro supereficiente presidente) y por Kagame (si, el presidente ruandés sospechoso de genocidio), el objetivo de la eliminación del hambre en el mundo recae sobre un equipo patrocinado, entre otros, por Bill Gates, Monsanto, Dow, Syngenta, BASF, Bayer, Dupont…

Les dejo a solas con sus pensamientos.





Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s