Cárceles sostenibles


Una de datos:
Las cárceles españolas están saturadas. Y el problema sigue creciendo, con el riesgo de convertirse en una empresa de difícil sostenibilidad y un altísimo coste económico para los trabajadores honrados de este miserable país.
El 55% de la población carcelaria no es de origen español. En este grupo entraría moros, suramericanos, europeos del este, negros y asiáticos, con una mayoría alarmante de los dos primeros grupos. Entre el 45% restante de origen español, el 75% de ellos son de raza gitana. Nos queda un escaso 12% de blancos cumpliendo condena.
Estos datos tienen una amplia variedad de lecturas. Los más flipados la excusan con el argumento de que los blancos explotan y marginan al resto de razas, por lo que estas se ven abocadas a la delincuencia para llevar una vida digna. La chorrada no tiene desperdicio, sobre todo si cualquiera de ustedes se entretiene en informarse un poco sobre programas de inserción y reinserción, ayudas a inmigrantes y minorías en peligro de exclusión social. Con eso basta para darse cuenta de que precisamente los blancos de clase media, hoy por hoy, son el grupo social con menos ayudas y oportunidades. En igualdad de condiciones el blanco va por detrás. Y a pesar de ello seguimos siendo unos explotadores.
Personalmente creo que la lectura correcta a esta situación es que hay muchas razas en la tierra, y que aunque humanos con las mismas pulsiones vitales, no todas son iguales. Podemos sentir, llorar y reír de la misma forma. Pero las inquietudes varían notablemente, al igual que la moralidad. Con la globalización de nuestro mundo los caracteres empiezan a acercarse y las pesonas unifican criterios de convivencia, independientemente de su color. Pero el camino sigue siendo largo y dificil. Mientras tanto es recomendable que no olvidemos que la democracia, el sistema del bien estar y los derechos humanos nacieron en esta vieja Europa de Blancos “explotadores”
Pero sigamos hablando de las cárceles. La cuestión es que son caras e ineficaces. ¿Por qué? Pues por que las políticas de reinserción se llevan a cabo independientemente del comportamiento vital del reo. Y me explico. Un preso puede pasarse su condena tocándose las pelotas, sin hacer absolutamente nada y nuestro sistema le otorgará cama, comida, ocio y vicios. Las cárceles se nutren del exterior, y quien paga es el gilipollas del contribuyente.
Yo modificaría ligeramente el sistema. El preso ha de estar absolutamente obligado a trabajar, no para obtener beneficios penitenciarios, sino simplemente para acceder a una vida con cierta dignidad dentro de la penitenciaría. Las condenas han de ser ejemplarizantes, con un carácter educador. Y la mejor forma es la absoluta obligación de trabajar, como todo kiski, vamos:
Ocho de la mañana y empieza la jordana laboral. Todo lo que coman, lo que beban, lo que vistan, todo absolutamente debe ser producido en el interior del centro. Agricultores, Ganaderos, Electricistas, Fontaneros, Albañiles, Limpiadores, Comerciantes… Las cárceles han de ser una pequeña ciudad independiente, sin opción para el reo. O aceptas, colaboras y aprendes tu oficio, o pasas tu condena aislado, como una jodida rata en un agujero profundo.
¿Qué es cruel? ¡No me jodas! ¿Entonces que coño hacemos los demás mortales levantándonos por la mañana a trabajar para mantener a nuestras familias? ¿Solo es cruel si la obligación de trabajar la tiene el violador de tu hija? ¿No es más cruel que además de saber que está vivo, encima tengas que contribuir con tus impuestos para alimentarlo? No creo que haya crueldad en exigir un mínimo de colaboración durante 8 horas, cinco días a la semana.
Las cárceles deben ser autosuficientes si queremos que sean efectivas, no solo como empresa, sino como centros de rehabilitación.
Debe terminarse ese modelo de “estoy aquí de vacaciones y encima salgo cobrando el puto paro” Hay que redimir con un inmersión en el mundo real, de golpe y sin anestesia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s